Cuidar de la piel del rostro no requiere de una gran inversión, más bien se trata de cuidados y la utilización de productos que vayan con tu tipo de piel. Y por supuesto, la realización de algunos tips que complementarán tu rutina de belleza.

Ahora te damos tres recomendaciones básicas para mejorar la apariencia de tu piel y tener en poco tiempo un tu rostro más rozagante.

Una rutina básica

La principal recomendación para mantener un rostro sano es seguir unarutina de limpieza e hidratación tanto por la mañana como por la noche. Pero los tratamientos, es mejor aplicarlos por la noche, ya que es cuando la hidrataciónresulta más importante y la piel se regenera.

Por la mañana, limpia, tonifica y humecta;no olvides usar productos ideales a tu tipo de piel y que sean los adecuados para el día (contra el calor, con factor solar protector, de consistencia ligera, etcétera).

Por la noche no olvides desmaquillarte muy bien, limpiar el rostro con agua y jabón, usar un astringente o tónico para eliminar cualquier residuo de maquillaje y humectar.  No olvides aplicar en el rostro, cuello y área del escote.

No te exfolies de más

La exfoliación es un paso muy importantepara mantener la piel del rostro más limpia, sana y con una mejor apariencia, ya que con ésto eliminamos las células muertas y contribuimos a la regeneración de la piel.

Sin embargo, cuando abusamos de la exfoliación y la realizamos de manera excesiva, se rompen muchos vasos capilares en nuestra piel. Lo adecuado es realizarla de dos a tres veces por semana (según tu tipo de piel) y usar productos de calidad y acordes a nuestro tipo de piel.

También puedes limpiar a profundidad tu rostro con un cepillo de cerdas suaves, una esponja exfoliante o un limpiador especial, pero de igual modo no debes abusar de su uso.

Consume alimentos que brinde beneficios a la piel

La alimentación también juega un papel muy importante para mantener un rostro rozagante. Y aunque hay muchos alimentos que aportan nutrientes, hay algunos que benefician en mayor cantidad a la piel del rostro, como es el caso de los plátanos.

Los plátanos ayudan a tener una piel deslumbrante gracias a sus múltiples nutrientes y vitaminas con que cuenta, por eso se recomienda consumirlo como un snack diario, que no solo beneficiará tu piel, también tu salud.

Pero el plátano también lo puedes usar para hacer una mascarilla casera que dejará tu rostro más bello. Lo único que necesitas hacer es lo siguiente:

  • - Aplasta un plátano en un recipiente mediano, añade tres cucharadas de avena y un cuarto de taza de aceite de linaza; mezcla hasta obtener una pasta y distribúyela en tu rostro.
  • - Deja secar y remueve la mascarilla con algodones mojados, seca suavemente, aplica tu crema facial hidratante y disfruta de una piel fresca y relajada.

Otras recomendaciones que te serán de mucha ayuda

Sólo moja una bolita de algodón con loción tonificante o agua mineral. Presiónala sobre tu piel con un movimiento firme y rápido (enfocándote en el área de la frente, el contorno de los ojos y las fosas nasales); con ésto los poros irán absorbiendo el líquido y al irse secando sentirás la frescura en tu rostro.

Elimina los ojos hinchados

Olvídate de la hinchazón con la ayuda de bolsitas de té verde. Éste debido a que es un diurético, absorbe el agua de la piel y reduce la inflamación de la zona.

Si deseas ponerlo en práctica sólo debes colocar una bolsa de té, fría y empapada en cada ojo por diez minutos. Una vez que hayas terminado, hidrata con una crema especial para ojos.

Para un mayor efecto no olvides usar contorno de ojos por la noche, si es de los de roll on mejor, ya que estos ayudan a mejorar la circulación de la sangre en esa zona. Verifica que el que compres tenga ingredientes como pepino, té verde o cafeína.

Tener un rostro con una apariencia rozagante no es cosa complicada, ni mucho menos requiere de mucho dinero o esfuerce. Simplemente se deben elegir productos adecuados a nuestro tipo de piel y ser cuidadosas con lo que le aplicamos al rostro y la forma en como lo hacemos.

*Con información de CANIPEC

Fuente: cmujer.com